Por: Dra. Elizabeth Macías Barrera 

Cuando planeamos viajar, entre los principales sitios a visitar se encuentran los restaurantes o mejores lugares de comida para deleitar nuestro paladar con la gastronomía que ofrece cada destino. Sin embargo, en algunas ocasiones olvidamos extremar precauciones con los alimentos y bebidas que ingerimos y, como consecuencia, sufrimos múltiples malestares que pueden arruinan nuestro paseo.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA) constituyen un importante problema de salud a nivel mundial, ya que son provocadas por microorganismos y parásitos, o bien por sustancias tóxicas. Las infecciones transmitidas por alimentos se producen por la ingesta de productos que contienen microorganismos vivos perjudiciales para la salud, como virus, bacterias y parásitos, por ejemplo, salmonella, virus de la hepatitis A, triquinella spirallis, entre otros.

Para que vivas una experiencia inolvidable y disfrutes de la gran variedad de platillos sin presentar ningún problema, es importante poner atención en la limpieza y calidad de lo que consumes.

Una de las complicaciones más comunes al viajar y comer fuera de casa, es la diarrea. Para prevenirla debes evitar comidas crudas como ensaladas, moluscos o pescados.  También es importante que, si decides comer fruta, retires la piel, y cuando puedas, consume yogurt, ya que éste ayuda a reponer la flora intestinal.

En el caso de los mariscos, asegúrate que no sea tiempo de veda por la marea roja. Este es un fenómeno natural que se caracteriza por el incremento numérico de una o varias microalgas en el agua. Las microalgas son el alimento de varias especies marinas como los moluscos. Al ser consumidos por estos y a su vez por el humano, pueden ocasionar problemas de salud.

Si tienes planeado comer en puestos callejeros, es recomendable buscar lugares seguros que cumplan con las reglas de sanidad e higiene, además de brindar alimentos frescos y de buena calidad.

Si en tu viaje vas a preparar tu propia comida y te encuentras en lugares con climas tropicales, es importante mantenerlos a temperaturas seguras. No dejes alimentos cocidos ni perecederos sin refrigerar más de 2 horas. Sin embargo, no vuelvas a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que lo cocines, además de no guardar las comidas preparadas por mucho tiempo.

Asegúrate de proteger los alimentos y áreas de la cocina de insectos, mascotas y de otros animales.

No olvides que en los países con altas temperaturas, es aconsejable ingerir abundantes líquidos para mantenerte hidratado. Recuerda que hervir el agua elimina bacterias que se encuentran en ella. Por lo tanto, las bebidas calientes, como té o café son muy seguras. Intenta no beber líquidos con hielo y bebe agua embotellada siempre.

 

Algunos de las recomendaciones que debes seguir para mantener una higiene adecuada durante la ingesta de alimentos y bebidas durante tu viaje son:

  • Lávate las manos antes de comery, dentro de lo posible, lávate los dientes con agua embotellada.
  • Lava y desinfecta todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos
  • Beber abundantes líquidos sin olvidar poner en práctica las indicaciones anteriores
  • Utiliza gel antibacterial
  • No dejes alimentos destapados

Existen grupos vulnerables como los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas que, por su baja resistencia a las enfermedades son los primeros en presentar complicaciones. Las consecuencias de las ETA pueden ser severas, dejando secuelas o incluso provocar la muerte. Sigue estos simples pasos y evita que las enfermedades arruinen tus vacaciones. Recuerda que viajar informado es viajar seguro, asesórate en www.vacunas y visas en viajes.com o a los teléfonos 1794-8278 y 5360-0906.

La  Dra. Elizabeth Macías Barrera es especialista en Medicina del Viajero y Directora General de Vacunas y Visas en Viajes www.vacunasyvisasenviajes.com

Similar Posts